Las buenas armas son dispositivos robustos. Sin embargo, para asegurar que duren mucho tiempo, deben ser limpiados cuidadosamente después de cada uso. Empieza por desmontar la taza y limpiarla con disolvente. Luego rocíe un poco de diluyente limpio con la unidad. Si interrumpes tu trabajo por un tiempo, rocía un poco de aceite de máquina. diluyente y desmontar las boquillas y la bomba que dejarás que se empapen en el diluyente. Nunca guarde una pistola sin limpiarla, ya que la pintura la bloqueará cuando se seque. El uso en interiores es posible siempre que haya buena ventilación. En cualquier caso, no se proyecte cerca de una llama. En cualquier caso, no se proyecte cerca de una llama, y se debe usar una máscara protectora en el exterior.