Cuando llega el momento de elegir una fuente, a veces dudamos ante la amplia gama que se ofrece. ¿Cómo podemos tomar la decisión correcta? Hay que tener en cuenta varios criterios de selección para elegir la fuente que mejor se adapte a su jardín: el tipo de fuente: de pared o independiente, Todo depende del uso deseado. Estilo: Ya sea moderna, clásica, contemporánea, campestre o artística, la fuente debe estar en perfecta armonía con los demás elementos de su diseño. Tamaño y forma: no debe ser demasiado imponente y debe ser discreta. Facilidad de mantenimiento, tanto en verano como en invierno. Calidad y durabilidad de los materiales que componen la fuente (hormigón, hierro fundido, resina, piedra natural, cristal, etc.). Y, por supuesto, su sonido. Tómese el tiempo de escuchar el sonido que emite cuando está en funcionamiento para evitar las molestias causadas por un modelo demasiado ruidoso.